Leer les puede ayudar a expander la imaginación de los niños y mejorar su vocabulario.

Uno como padre le enseña muchas cosas a sus hijos en los primeros años de vida. Les enseñamos a caminar, a usar cucharas y a compartir. Somos el mejor ejemplo para ellos. Una de las cosas que se puede inculcar desde que son bebes es el amor a la lectura. Leer les puede ayudar a expander su imaginación, con el lenguaje y hasta con lecciones de la vida. Con poco esfuerzo, uno puede dejarles a sus hijos un hábito que les durara por el resto de sus vidas.

Libros, Libros y más Libros

Alentó a sus hijos a tener su propia colección de libros. Ayúdelos a obtener su propia estantería para guardar sus libros favoritos. Siempre tenga libros a la vista y a la mano. La variedad de libros es enorme. Nunca se sabe cuál va a ser el libro favorito de sus hijos. Entonces, dales muchas opciones.

Un Rincón de Lectura

Un lugar especial para leer es una buena manera de fomentar el amor por la lectura. Deja que tus hijos participen en la preparación de un rincón de lectura. Los niños mayores de tres años pueden ayudar a configurar la esquina. Pueden elegir almohadas y mantas o arreglar sus muñecas favoritas. Con los niños más pequeños, uno puede concentrarse en ayudarlos a relacionar el espacio con los libros y la lectura.

A Leer se ha Dicho

El amor a los libros solo se conoce al abrirlos. Lea a sus hijos desde sus primeros veces de vida. Al paso que crecen se puede designar tiempos para leer como a la hora de dormir o los fines de semana en el rincón de la lectura.

Use ocasiones especiales como la bienvenida de un nuevo bebé, días festivos como La Pascua, Día de Acción de Gracias y Navidad, para sentarse a leer libros que van con el tema.

Escogan un libro que puedan leer juntos y hablen sobre los temas o lo que les gusta del libro. El amor a la lectura se va a cultivar mientras que uno como padre se tome el tiempo para estar con sus hijos y compartir un libro.